«LA SEFA EN LA MARCHA DE LA VIDA»: Rezamos el Kadish, meditamos, pensamos… un sentimiento indescriptible

«LA SEFA EN LA MARCHA DE LA VIDA»: Rezamos el Kadish, meditamos, pensamos… un sentimiento indescriptible

¡Mañana desde Tierra Santa!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Brenda Stern, Directora de Preparatoria

Día 6

El día de hoy estuvo muy intenso. Nos despertamos muy temprano y llegamos a Ticochin (Tiktin en polaco). Un shetl (lugar donde más del 30% de la población es judía,  pobladores con costumbres yidish, que no hablaban polaco y tienen una microsociedad dentro de una comunidad) donde conocimos la vida judía que existía en ese lugar. Bailamos y cantamos dentro de la sinagoga para después salir a conocer lo que fueron las casas de la población judía, la plaza donde se ponía el mercado, las granjas atrás de las casas.

Era una comunidad de más de 2,500 personas que se terminó por la maldad humana en un solo día. Así terminaron años y años de cultura. De vida judía, de generaciones y generaciones que habían vivido ahí sin problemas.

Un día, contrataron campesinos polacos para cavar tres fosas comunes en un bosque muy cerca de la pequeña ciudad. Cavaron. Cuando estuvieron listas se llevaron a todas las familias  y los fusilaron, acabaron con todo. Murió toda la comunidad en el bosque de Lupojova. Rezamos el Kadish, meditamos, pensamos, oímos el shofar y cantamos el Hatikva todos juntos. Un sentimiento indescriptible.

En la tarde llegamos a Treblinka, un campo de exterminio en el cual no estaban más de dos horas vivos las personas que llegaban. Es un lugar alejado de cualquier ciudad. Con árboles hermosos y claros llenos de piedras en donde se muestran todas las comunidades en Polonia que fueron exterminadas.

Este campo tuvo actividad menos de dos años y mataron a casi 1,000,000 de personas. Comenzó en julio de 1942, y terminó su función en noviembre de 1942, durante la gran deportación desde Varsovia.

En la noche fuimos al templo a festejar shabat. Tuvimos una cena en el hotel bendiciendo este día todos juntos.

Día 7

Hoy… shabat, día de descansar, de gozar, de platicar y de compartir.

En la mañana fuimos caminando al Museo Judío, muy interesante. Tuvimos la gran oportunidad de convivir con otros grupos (Tarbut y Maguen David). Caminamos desde el museo hasta el casco viejo de Varsovia, donde nos dieron tiempo libre para comer y pasear.

Mañana es nuestro último día en Polonia, en la noche viajaremos a nuestra tierra, a la tierra de Israel.

En la noche, antes de havdala tuvimos la oportunidad de escuchar a Jadwiga Gawrych. En 1942 era una niña de 12 años. Su familia protegió a 5 judíos durante dos años. Una de las personas a quien protegió fue Frania Aronson, se salvó. Tiene actualmente 35 descendientes, todos viviendo en Israel. Acabaron delatados y el padre fusilado.

Día 8

El día de hoy fuimos a una yeshiva, en donde cantamos y bailamos junto con el sobreviviente León Opatowsky. 

Nos contaron la historia de la yeshiva del Rabino Luria y el Rabino Shapira, grandes sabios de la religión.

Posteriormente fuimos a Majdanek, un campo de concentración y exterminio. Está casi intacto después de la guerra. Salimos y ahora estamos en el aeropuerto rumbo a Israel.

¡Mañana platicaremos desde Tierra Santa!

Deja un comentario